La tokenización de activos, la ‘próxima frontera financiera’ que está transformando los mercados

El creciente interés de inversores institucionales y de alto patrimonio

La tokenización de activos se está consolidando como una de las principales tendencias en el sector financiero global. Según el estudio realizado por Boston Consulting Group (BCG), el mercado de activos ilíquidos tokenizados se proyecta a alcanzar los $16 trillones a nivel global para 2030, lo que demuestra el potencial de esta tecnología para cambiar la forma en que valoramos e invertimos en bienes. Además, otro reciente informe de la consultora EY, el 61% de los inversores institucionales y de alto patrimonio (HNW) planean invertir en activos tokenizados para finales de 2024, lo que pone de manifiesto el creciente interés y aceptación de esta tecnología emergente.

Los líderes del sector financiero no han pasado por alto este fenómeno. Figuras como Larry Fink, CEO de BlackRock, han afirmado que «la tecnología de registro distribuido (blockchain) puede representar la próxima frontera financiera», mientras que Jamie Dimon, CEO de JP Morgan, ha reconocido que «las finanzas descentralizadas y la blockchain son reales» y que su banco utiliza esta tecnología para «mover depósitos en dólares estadounidenses tokenizados».

Sergio Ermotti, CEO de UBS, también ha manifestado que la tecnología de registro distribuido «permitiría a las instituciones financieras operar y realizar transacciones de manera más barata y eficiente». Estos respaldos de los principales actores del sector financiero reflejan la creciente relevancia que está adquiriendo la tokenización a nivel global.

Los beneficios de la tokenización

Pero, ¿qué es exactamente la tokenización de activos y por qué genera tanto interés? En pocas palabras, la tokenización consiste en representar la propiedad o los derechos sobre un activo físico o digital mediante un token criptográfico. Esto permite fraccionar, distribuir y negociar esos activos de manera más eficiente y líquida a través de plataformas digitales.

Algunos de los principales beneficios que ofrece la tokenización, según los inversores encuestados por EY, son:

  1. Aumento de la liquidez: Al permitir la negociación y el intercambio más ágil de los activos tokenizados, se mejora significativamente su liquidez en comparación con los activos tradicionales.
  2. Reducción de costos de transacción: Las transacciones con activos tokenizados suelen tener menores costos asociados, como comisiones, impuestos o gastos de intermediación.
  3. Mejora del desempeño y los rendimientos: La mayor eficiencia y liquidez de los activos tokenizados puede traducirse en un mejor rendimiento para los inversores.
  4. Mayor transparencia: La tecnología blockchain que subyace a la tokenización permite un registro transparente y auditable de las transacciones, lo que aporta más confianza y trazabilidad.

Sectores clave para la tokenización

Estos beneficios han despertado el interés de una amplia gama de inversores, tanto institucionales como de alto patrimonio (HNW). Según un informe de EY, el 77% de los inversores HNW y el 55% de los institucionales ya invierten, planean invertir o quieren aprender más sobre activos tokenizados.

Pero, ¿en qué sectores específicos se concentra el mayor interés por la tokenización? Los datos presentados en el Tokenization Forum de Global Digital Finance revelan algunos de los mercados con mayor potencial:

 

Mercado de derivados

Con un tamaño estimado en 1,2 cuatrillones de dólares, el mercado de derivados es uno de los que más puede beneficiarse de la tokenización, al permitir una negociación más ágil y eficiente de estos instrumentos financieros.

Mercado inmobiliario

Valorado en 379 billones de dólares, el sector inmobiliario también se perfila como un área clave para la tokenización, ya que facilitaría la divisibilidad, el acceso y la liquidez de los activos inmobiliarios.

Mercado de fondos

Con un tamaño estimado de 145 billones de dólares, el mercado de fondos de inversión es otro de los que podrían ver un impacto significativo de la tokenización, al permitir una mayor accesibilidad y eficiencia en la negociación de participaciones.

Más allá de estos sectores de gran envergadura, los inversores también muestran un interés creciente por la tokenización de activos alternativos, como hedge funds, materias primas, infraestructura, deuda privada, bienes raíces y capital privado.

Una adopción acelerada

Las proyecciones apuntan a una adopción acelerada de la tokenización en los próximos años. Según el informe de EY, se estima que para 2026 los inversores institucionales destinarán un 5,6% de sus carteras a activos tokenizados, mientras que los HNW invertirán un 8,6%.

Estas cifras reflejan un crecimiento exponencial, teniendo en cuenta que hoy en día el mercado de criptoactivos, considerado uno de los más innovadores y disruptivos, tiene una capitalización de mercado de apenas 1,8 billones de dólares, lo que representa solo el 0,9% del tamaño del mercado de derivados.

Factores impulsores y desafíos

Ante este panorama, no es de extrañar que la tokenización de activos haya sido bautizada como la «próxima frontera financiera» por líderes del sector como Larry Fink. Y es que esta tecnología emergente promete transformar profundamente la forma en que se negocian, intercambian y administran los activos financieros a nivel global.

Varios expertos coinciden en que el auge de las finanzas descentralizadas (DeFi) y la creciente madurez de las tecnologías blockchain han sido cruciales para impulsar la adopción de la tokenización. Además, la pandemia de COVID-19 también ha jugado un papel acelerador, al poner de manifiesto la importancia de la digitalización y la necesidad de soluciones más ágiles y eficientes en el sector financiero.

Sin embargo, la adopción masiva de la tokenización también enfrenta varios desafíos que deben ser abordados. Uno de los principales es la necesidad de un marco regulatorio claro y armonizado a nivel internacional, que brinde certeza jurídica a los actores del mercado. Otro reto importante es el desarrollo de infraestructuras tecnológicas robustas y escalables, así como una mayor educación y sensibilización entre los inversores.

A pesar de estos desafíos, la tokenización de activos se perfila como una de las tendencias más prometedoras y disruptivas en el sector financiero global. Con el respaldo de los principales líderes del sector y el creciente interés de inversores institucionales y de alto patrimonio, es muy probable que esta tecnología siga ganando terreno en los próximos años, redefiniendo la forma en que concebimos, negociamos y gestionamos los activos financieros.